Lo pesado no es la rutina, lo pesado es no darle un sentido.
Todos tenemos formas de relajarnos, en ese momento que estamos en la máxima depresión, unos se cortan, otros fuman, otros se drogan, otros se emborrachan, otros leen para sumergirse en un mundo de fantasías, otros se pierden en la música, otros entran a tumblr, y otros lloran en la noche, justo antes de dormir, cuando nadie los ve.

(Fuente: loquenuncadiriamos)